Risk management: cómo identificar, analizar y responder a los factores de riesgo de tu empresa - E&J School

 

 

 

Risk management: cómo identificar, analizar y responder a los factores de riesgo de tu empresa

«Risk management» o gestión de riesgos, es el proceso de identificar, analizar y responder a factores de riesgo a lo largo de la vida de un proyecto y en beneficio de sus objetivos.

¿Cómo identificar? Una correcta identificación de riesgos requiere de un conocimiento detallado de la empresa, es decir, de su activo, de su posición en el mercado, de la presión de la competencia, de su sector, de su capacidad financiera, de sus clientes, del grado de fidelidad de estos últimos, de su desarrollo tecnológico, de su entorno social, político, cultural, etc., en definitiva, de su contexto tanto interno como externo.

Para ello, podríamos optar por cualquier tipo de procedimiento. Por ejemplo, un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades) nos ofrecerá una visión global de los riesgos a los que nos enfrentamos. También, otras alternativas serían la ejecución de entrevistas (un especialista en riesgo empresarial prepara entrevistas y se reúne con diferentes responsables de la unidad empresarial para extraer sus principales preocupaciones), brainstorming (los propios empleados exponen sus ideas o sensaciones de riesgo), cuestionarios (destinados a detectar las principales inquietudes y amenazas según el criterio del personal empleado), benchmarking (o el arte de conocer a tu “enemigo”, es el análisis estratégico profundo de las mejores prácticas llevadas a cabo por empresas de la competencia) o el workshop (o talleres de trabajo, es la reunión en un clima confortable de varios grupos de empleados para localizar los riesgos y evaluar su posible impacto en la empresa).

¿Cómo analizar? Identificado el factor de riesgo, llegará el momento de su análisis, es decir, se estudiará la posibilidad y las consecuencias de cada uno de ellos con el fin de establecer el nivel de riesgo de nuestro proyecto. Tal análisis pormenorizado determinará cuáles son los factores de riesgo que potencialmente tendrían un mayor efecto sobre nuestro proyecto y, por lo tanto, deben ser gestionados por la empresa con especial atención.

Para ello, podríamos optar por cualquier tipo de método o procedimiento. En concreto, aquí destacamos el método Montecarlo. Esta técnica matemática ofrece una amplia visión para mostrar múltiples escenarios posibles y evaluar el impacto del riesgo, lo cual nos permitirá tomar mejores decisiones en condiciones de incertidumbre. Pero también existen otros igualmente válidos, como pueden ser el análisis what if (o ¿qué pasaría si…?, es una herramienta utilizada en la primera fase del proyecto cuando apenas se están identificando los riesgos) o la técnica de los 5 porqués (empleada para llegar a la causa-raíz de un problema específico, descartando las respuestas más inmediatas y superficiales).

¿Cómo responder? Identificado y analizado el factor de riesgo, llega el turno de su tratamiento. Así, para aquellos riesgos cuyo nivel está por encima del umbral deseado, la empresa deberá decidir cuál es el mejor tratamiento que permita disminuirlos. En concreto, esta decisión deberá pasar un filtro económico donde el coste del tratamiento, o coste de protección, no supere el coste de riesgo disminuido

Para ello, entre otras, la empresa puede optar por las siguientes respuestas: 1) Evitar, es decir, eliminar la amenaza a través de la eliminación de su causa; 2) Mitigar, es decir, disminuir la probabilidad de ocurrencia y/o el impacto del riesgo; 3) Transferir, es decir, trasladar o compartir el impacto negativo del riesgo hacia un tercero; y 4) Aceptar, es decir, convivir con él.

× ¿Cómo puedo ayudarte?